El Dropshipping es un modelo de e-Commerce o comercio electrónico cada vez más extendido en todo el mundo. Para resumirlo en pocas palabras “es un tipo de venta al por menor en la que su principal característica es que el minorista no cuenta con los productos en sus instalaciones (su casa, almacén…), sino que es el propio mayorista quien se encarga de entregar el producto al cliente final”. Es decir, el vendedor no tiene que invertir ni guardar la mercancía, ni enviar los pedidos, lo único que debe hacer es pasar los pedidos y el proveedor se encarga de todo lo demás. La verdad que todo lo que acabas de leer suena fenomenal… y lo es pero vamos a entrar en más detalles:

En los últimos 2 años se ha extendido más y más en España (en general en todo el mundo) consolidándose como una vía de negocio muy interesante. Es un modo de intermediación que aprovecha al 100% el desarrollo del comercio online.

Es una gran ventaja para quienes quieren vender online, pero no saben o no quieren tomar parte en todo el proceso o bien no tienen los medios necesarios para afrontar la inversión en mercancía y gastos de almacenaje. Al otro lado de la cadena se encuentran los fabricantes o distribuidores que tienen un producto fabuloso que no les viene mal tener más opciones de venta ¿a quién no le viene bien tener más ventas?.

trabajardesdecasa

Vamos a analizar los pros y contras:

Ventajas:

El riesgo económico es CERO, sobre todo si utilizas plataformas de terceros como eBay que tienen tráfico suficiente para conseguir ventas.

Los productos que expones no te ocasionan ningún gasto. Si los vendes haces el pedido, pagas las comisiones a quien corresponda (eBay, PayPal…) y te quedas con tu margen de beneficio.

Vas a poder dedicar todos tus recursos a desarrollar una estrategia de ventas efectiva ya que tu principal tarea es vender.

Puedes hacerlo desde casa, dedicando el tiempo que desees y haciendo el negocio tan grande como tú quieras.

El margen de beneficios es neto o limpio y aunque parece pequeño es mayor que el de un negocio tradicional, ya que no tienes productos “muertos” o sea que no inviertes en productos o stock que no venderás, ni tienes que pagar local, luz, etc. Un porcentaje de ganancia entre un 10% y un 20% es el recomendado (según categoría del producto y competencia).

Inconvenientes

Si no tienes un proveedor fiable puedes tener problemas con tus clientes, ya que retrasos en los pedidos o una mala política de devoluciones puede crearte una mala reputación.

El catálogo de productos es costoso de subir a tu plataforma (por ejemplo eBay); subir imágenes, descripciones, calcular gastos, etc…

Debes de tener siempre productos actualizados ya que si tienes un catálogo antiguo tus clientes no depositarán atención sobre ti, de ahí que tu proveedor debe ser un proveedor TOP.

Resumen

Llegados a este punto nuestra conclusión es que el dropshipping es un negocio de presente y futuro y que gracias a herramientas como eZone, los inconvenientes se difuminan puesto que el proveedor es Amazon y la subida de artículos a eBay se realiza de manera prácticamente automática.